16.03 – Día 4: Spring Cleaning

by Mar 16, 2020Cartas del coronavirus, Londres0 comments

Por Rocío Méndez

Ese sentimiento de impotencia y falta de control sobre mi vida me llevó a concentrarme en una tarea específica, que ojalá pudiese promover bienestar.

Ilustración: Natalia Franco

Londres, Reino Unido

Lunes, 16 de marzo de 2020

Día 4: Spring Cleaning

Hoy limpié mi apartamento entero, reciclando cosas que no necesito, botando lo que ya no sirve y ordenando para poder existir en paz en este espacio por el tiempo que sea necesario. Fue un día particularmente precioso en Londres, el sol entraba por todos lados y moría por salir. La única manera de calmar mis ansias era limpiar hasta quedar cansadísima.

No hice ningún tipo de ejercicio, sólo limpiar, que ya de por sí, es sumamente agotador.

Creo que, en realidad, mi ansiedad me llevó por el camino del Spring Cleaning. Ese sentimiento de impotencia y falta de control sobre mi vida me llevó a concentrarme en una tarea específica, que ojalá pudiese promover bienestar. Traté de limpiar mi flat para no tener que lidiar con el diálogo interno y la incertidumbre. Creo que sirvió.

Rocío

Cartas del coronavirus_Londres

20.03 – Online learning y amistad

Por Rocío Méndez | Lo que me pareció más fuerte es que hasta que algo como una pandemia mundial pasó, he podido y decidido sentarme a hablar con las personas que más quiero en este mundo.

Cartas del coronavirus_Londres

17.03 – Apología al día 5

Por Rocío Méndez | Entonces, ahora insisto en que es importante cuidar nuestro espacio interno, cuando entienda bien qué significa eso, les aviso.

Cartas del coronavirus_Londres

16.03 – Día 4: Spring Cleaning

Por Rocío Méndez | Ese sentimiento de impotencia y falta de control sobre mi vida me llevó a concentrarme en una tarea específica, que ojalá pudiese promover bienestar.

Bitácoras del coronavirus_Londres

15.03 Me quedé encerrada para no propagar el virus, si es que lo tengo y soy asintomática

Por Rocío Méndez | Me dijo que ella también era vulnerable al virus porque tiene asma. Se me quitó el enojo y me entró la convicción de que el distanciamiento es prioritario para cuidar a las personas que los demás quieren, aunque yo no puedo cuidar a los míos desde acá.

Bitácoras del coronavirus_Londres

14.03 – El gobierno ha decidido seguir un proceso que se basa en la inmunidad de grupo

Por Rocío Méndez | Aquí comenzó la espiral descendente. Un vaivén de emociones: “si tu peor preocupación es ir al museo, sos lo peor”, “no le hago daño a nadie por ir”, “cómo pensás eso, eres terrible, qué le va a pasar a las personas que infectes”, etc. Después opté por el pragmatismo y me compré una botella de Malbec en el super que está a 100m de distancia.

Bitácoras del coronavirus_Londres

13.03 – Ya no hay papel higiénico ni arroz

Por Rocío Méndez | Mi pareja me dijo que solo utilizara una mano para tocar las cosas y que esa fuera mi mano “contaminada”. Cinco minutos más tarde, ya había usado mis dos manos más de cuatro veces y me di cuenta mientras me rascaba la nariz.

Más historias

Share This