16.03 – S. ha comenzado a hacer juegos con el coronavirus

by Mar 16, 2020Cartas del coronavirus, Ciudad de México0 comments

Por Laura Aguirre

Es un virus de lxs viajerxs, un virus que llega de la mano de las clases medias y altas. Los hospitales que han comenzado a estar atascados con gente sospechosa de contagio han sido los privados y los más caros de la ciudad, ABC y Médica sur.

Ilustración: Natalia Franco

Ciudad de México, México

Lunes, 16 de marzo de 2020

Hola chicas,

Es oficial, S. no irá a la escuela del 20 de marzo al 20 de abril. Todo comienza lentamente a ponerse en modo cuarentena aquí, aunque sin mucha alarma todavía. Ayer circuló una noticia en redes sobre un hombre que supuestamente era la primera víctima del virus, en un hospital privado. Además, pariente de Carlos Slim, el hombre más rico de México. Eso me hizo pensar mucho en una de las características de este virus: un virus de lxs viajerxs, un virus que llega de la mano de las clases medias y altas. Los hospitales que han comenzado a estar atascados con gente sospechosa de contagio han sido los privados y los más caros de la ciudad, ABC y Médica sur. Los sospechosos, todxs recién llegados de viajes de Europa o Estados Unidos. Todavía no hay casos confirmados de gente que se ha contagiado aquí.

En mi casa están “refugiados” una de mis mejores amigas y uno de mis mejores amigos de El Salvador. Iban de regreso a El Salvador el jueves y ya no pudieron irse. Él decidió regresarse mañana a El Salvador, aunque le toque entrar a cuarentena. Ella se quedará en mi casa hasta que todo se normalice.

Este fin de semana fuimos fuera de la ciudad. Estamos en un hotel súper bonito donde los dueños preparan la comida para todos los huéspedes. Nuestra habitación está junto a la de otra familia con una niña de la edad más o menos como la de S. Todos nos saludamos de lejos, ni se nos ocurrió darnos la mano. La mamá de la familia tiene tos y contó que vacunaron a su bebé contra la influenza y que le dio reacción y por eso está con resfriado y también se lo pasó a ella. A pesar de su explicación, igual me preocupé de que en realidad fuera coronavirus. Noto cómo el tejido social es débil y me reprocho dejar que la paranoia se apodere de mí.

Pero igual dejé de hacer planes, ya nos hicimos de la idea de que no iremos a El Salvador para semana Santa. Se suspendió el festival de Cyborgrrrlsss y lo haremos todo online. Además, estamos acumulando información de qué actividades hacer con niños y niñas en casa para irnos preparando para S.

S. ha comenzado a hacer juegos con el coronavirus. Hoy se puso debajo de un mosquitero y dice que está luchando contra el virus.

Lo feo de ahora fue que tuve la sensación de que no veré a mi familia en mucho tiempo. Tuve pensamientos circulares sobre esto ¿cuándo va a comenzar en México todo? ¿Qué tan mal se pondrá? ¿Cuándo terminará? ¿Cuándo volverá todo a la normalidad? No tengo respuesta para ninguna. Así que, tomé unas patillas naturales para la ansiedad. No siento que esté muy angustiada, pero sentí que me faltaba el aire. Así que, por si acaso.

Seguimos en espera, queridas…

Las abrazo,

Laura

 

Más historias

Share This