17.03 – Apología al día 5

by Mar 17, 2020Cartas del coronavirus, Londres0 comments

Por Rocío Méndez

Entonces, ahora insisto en que es importante cuidar nuestro espacio interno, cuando entienda bien qué significa eso, les aviso.

Ilustración: Natalia Franco

Londres, Reino Unido

Martes, 17 de marzo de 2020

Día 4: Spring Cleaning

El día 5 solo leí. Dado que mi trabajo consiste en hacer investigación, igual no fue una pérdida, pero esta necesidad (interna y externa) de excesiva productividad en estos momentos solamente me cansó y abrumó. Aún con las emociones traté de avanzar, traté de concentrarme, traté de hacer listas por lo menos, pero no funcionó mucho. Luego, asistí a un taller de escritura académica (online) y todo el taller trato sobre ser más compasivos con nosotros mismos, de aceptar que estas condiciones no son normales, que debemos escucharnos y saber cuándo detenernos. Entonces, ahora insisto en que es importante cuidar nuestro espacio interno, cuando entienda bien qué significa eso, les aviso.

En la noche jugué Catan con mis flatmates y mi pareja. Fue lo único que me hizo sentir bien.

 

Rocío

Cartas del coronavirus_Londres

20.03 – Online learning y amistad

Por Rocío Méndez | Lo que me pareció más fuerte es que hasta que algo como una pandemia mundial pasó, he podido y decidido sentarme a hablar con las personas que más quiero en este mundo.

Cartas del coronavirus_Londres

17.03 – Apología al día 5

Por Rocío Méndez | Entonces, ahora insisto en que es importante cuidar nuestro espacio interno, cuando entienda bien qué significa eso, les aviso.

Cartas del coronavirus_Londres

16.03 – Día 4: Spring Cleaning

Por Rocío Méndez | Ese sentimiento de impotencia y falta de control sobre mi vida me llevó a concentrarme en una tarea específica, que ojalá pudiese promover bienestar.

Bitácoras del coronavirus_Londres

15.03 Me quedé encerrada para no propagar el virus, si es que lo tengo y soy asintomática

Por Rocío Méndez | Me dijo que ella también era vulnerable al virus porque tiene asma. Se me quitó el enojo y me entró la convicción de que el distanciamiento es prioritario para cuidar a las personas que los demás quieren, aunque yo no puedo cuidar a los míos desde acá.

Bitácoras del coronavirus_Londres

14.03 – El gobierno ha decidido seguir un proceso que se basa en la inmunidad de grupo

Por Rocío Méndez | Aquí comenzó la espiral descendente. Un vaivén de emociones: “si tu peor preocupación es ir al museo, sos lo peor”, “no le hago daño a nadie por ir”, “cómo pensás eso, eres terrible, qué le va a pasar a las personas que infectes”, etc. Después opté por el pragmatismo y me compré una botella de Malbec en el super que está a 100m de distancia.

Bitácoras del coronavirus_Londres

13.03 – Ya no hay papel higiénico ni arroz

Por Rocío Méndez | Mi pareja me dijo que solo utilizara una mano para tocar las cosas y que esa fuera mi mano “contaminada”. Cinco minutos más tarde, ya había usado mis dos manos más de cuatro veces y me di cuenta mientras me rascaba la nariz.

Más historias

Share This