21.03 – Da miedo pensar que, cuando esto termine, el aislamiento sea más grande

by Mar 21, 2020Cartas del coronavirus, Colonia0 comments

Por Jimena Aguilar

Ya varias veces me ha pasado que en el metro un anciano o anciana me saca plática. Uno hasta me enseñó fotos de cuando era joven. Sentí que no tenían mucha gente con quien platicar.

Ilustración: Natalia Franco

Colonia, Alemania

Sábado, 21 de marzo de 2020

Lau, espero que S. y ustedes estén más tranquilos. Esto me hace pensar en historias de la guerra. Yo nací un mes antes de la ofensiva del 89, pero he escuchado muchas historias de mi hermana y primxs y sus recuerdos de estar donde mi abuela y las cosas que hacían. De alguna forma extraña, yo hubiera querido también recordar. Para los adultos debe haber sido estresante tener tanto bicho encerrado en una sola casa. También pienso en la época de los terremotos y cómo lxs niñxs pasábamos los días juntxs; y, supongo, los adultos, preocupados.

Ayer fue un poco difícil. Fui en busca de papel higiénico a la calle principal del barrio. De por sí es una calle medio deprimente, pero ayer más de lo normal. Al DM (un súper de artículos de cuidados personales y limpieza) solo podían cierta cantidad de personas al mismo tiempo. Me tocó hacer fila afuera, pero nadie mantenía distancia ni la fila en orden. Como verán, los alemanes no siempre son tan ordenados. Podías comprar dos bolsas de papel higiénico y no más. Solo compré una para que la gente que viniera después pudiera encontrar. Me puse alcogel antes y después de salir de la tienda.

Pasé por la farmacia para comprar paracetamol. Han puesto unas pantallas de plástico para que ni tu respiración le llegue a los que atienden.

En la calle vi a un par de ancianos. Una, específicamente, caminaba súper lento y me dio tristeza. Ya varias veces me ha pasado que en el metro un anciano o anciana me saca plática. Uno hasta me enseñó fotos de cuando era joven. Sentí que no tenían mucha gente con quien platicar.

Aquí hay muchos ancianxs solos. Según un estudio, en 2018 habían 17.8 millones de personas en Alemania que tenían 65 años o más. Según otro estudio del Ministerio de la Familia, Personas Mayores, Mujeres y la Juventud de Alemania, a medida aumenta la edad de una persona, aumenta el riesgo del aislamiento social; y el riesgo de soledad aumenta a partir de los 70 años, sobre todo en las mujeres.

Caminar fue raro. Muchas personas evitando pasar cerca de las demás. Un par lo tomaron como momento para darte “chance” de pasar primero y les di las gracias. Con la mayoría, fue un momento de alejamiento.

La verdad, aquí yo ya me siento bien aislada. No es un país fácil para tener contacto social y me da miedo pensar que cuando esto termine, las cosas no regresen al nivel “normal”, sino que el aislamiento sea más grande.

Me sentí deprimida y, la verdad hasta ahora me siento que me recupero de esa salida. También ayer en la noche me vino la regla súper fuerte, así que estaba hiper sensible… ¡yey, hormonas!

Abrazos,

Jimena

 

 

Más historias

Share This