22.03 – Día de exorcizar mi hogar

by Mar 22, 2020Cartas del coronavirus, San Salvador0 comments

Por Metzi Rosales Martel

No me quedó claro cómo puedo comprobar que me represento a mí misma porque soy un hogar unipersonal. Ni familia se puede considerar a cómo vivo, de acuerdo con las definiciones. Lo que sí me quedó claro es que si salgo y no puedo comprobar que vivo sola puedo ir a parar a una bartolina o a un centro de contención.

Ilustración: Natalia Franco

San Salvador, El Salvador

Domingo, 22 de marzo de 2020

Pst, pst, holas,

No sé si este es el día cuatro que hago cuarentena o si es el día cero. El artículo 8 del decreto presidencial dice que las nuevas medidas entrarán en vigencia tras su publicación en el Diario Oficial; sin embargo, a las 8:00 p.m., el presidente Nayib Bukele publicó que 269 personas habían sido detenidas por no acatar la cuarentena nacional… no puedo dejar de ver redes sociales ni noticias. No sé si esto afectará más mi encierro… no hay información alentadora, pero bueno el oficio requiere estarlo.

 

Me dormí y desperté preocupada. No sé si la comida que tengo alcanzará para 15 días. Casi no tengo vegetales ni verduras. Menos frutas. Comienzo a extrañar las frutas. Y con las medidas anunciadas anoche, no me quedó claro cómo puedo comprobar que me represento a mí misma porque soy un hogar unipersonal. Ni familia se puede considerar a cómo vivo, de acuerdo con las definiciones. Lo que sí me quedó claro es que si salgo y no puedo comprobar que vivo sola puedo ir a parar a una bartolina o a un centro de contención. ¿Y quién alimentará a mis gatos y al perro si me mandan al bote? Por algunos vídeos que vi en redes sociales, también me queda claro que las “fuerzas del orden” me pueden verguiar. Aunque solo vi que golpearon a hombres, no sé si hay discriminación positiva hacia las mujeres…

Creo que al presi y a quienes escucha les falta leer este documento: Una mirada a las familias salvadoreñas. Les recomiendo revisar la gráfica de barras de la página 30 para que vean el aumento y edades de las personas que vivimos en hogares unipersonales. Y que busquen una asesoría de Fundaungo, Fusades, la Digestyc y del UNFPA para entender las transiciones demográficas y composición de las familias, ya que en este país no es raro que, en una vivienda, esa que llamamos hogar, cohabite más de una familia.

Hoy me desperté tarde. Desesperanzada. Tengo mucho trabajo que hacer, pero no me siento animada ni motivada, aunque sé que la función debe continuar. Además, siendo consultora no puedo ni debo quedar mal. Pero bueno, es domingo, y cuando se creó el séptimo día fue destinado al descanso. Otras personas lo destinamos al aseo del hogar. Así que hoy lo destiné a exorcizar mi hogar. Quedó limpito y yo quedé verguiadita. Bendita sea la persona que inventó la lavadora, porque de lo contrario estaría molida. Hice oficio porque mi mamá me enseñó que mente ocupada no piensa pendejadas. Y ciertamente, así fue. Escuché las entrevistas que hicieron a algunas personas del gabinete de gobierno mientras andaba de arriba para abajo. Me pareció feo el cortón que le dieron al Procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, pero qué esperar de dos presentadores/entrevistadores que no le dan importancia al tema de los DD.HH.

He tenido que leer bastante, preguntar y reflexionar sobre cómo haré para ir al supermercado. Ah, pero este día si hice tres tiempos de comida. El aseo del hogar me despierta un apetito atroz, voraz. Dentro de todo, hoy fue un buen día.

Abrazos felinos, perruno y humano,
Metzi

Más historias

Share This