14.03 – A veces la espesura de la aflicción se hace insoportable

by Mar 14, 2020Barcelona, Cartas del coronavirus0 comments

Por Tania Pleitez Vela

A las 20 h toda España sale a los balcones a aplaudir al personal médico que lucha por salvar vidas. Mis amigas me mandan vídeos para que yo, que vivo en el parque Collserola, rodeada de bosque, pueda atestiguar esta muestra de solidaridad y agradecimiento.

Ilustración: Natalia Franco

Diario de un tiempo distópico

Barcelona, España

Sábado, 14 de marzo de 2020

Ayer, y hasta nuevo aviso, se suspendieron las clases presenciales en todas las universidades. Hoy, España decretó el estado de emergencia durante 15 días. Todo el país quedó en confinamiento obligatorio. Solo se puede salir de casa para lo estrictamente necesario: comprar comida, medicinas o, en algunos casos, trabajar. De un día para otro, los casos registrados han aumentado a más de 6000.

Hablé con G., mi amiga dramaturga. Tiene 86 años y vive sola desde que hace tres años murió su marido, con quien compartió 60 años de su vida. Obviamente, ella es población vulnerable, pero se muestra fuerte e independiente, como siempre.

A las 20 h toda España sale a los balcones a aplaudir al personal médico que lucha por salvar vidas. Mis amigas me mandan vídeos para que yo, que vivo en el parque Collserola, rodeada de bosque, pueda atestiguar esta muestra de solidaridad y agradecimiento. Todavía no me creo toda esta situación. Por momentos se me olvida, cuando estoy preparando clases o escribiendo, pero luego una noticia, un WhatsApp, un audio que registra el testimonio de un/a médico/a, me recuerdan que no, esto no es una pesadilla. Esto está pasando. Estamos en gerundio. Mientras yo busco una metáfora para uno de mis poemas, o una referencia bibliográfica para respaldar el argumento en un artículo, una persona lucha por salvar vidas y otra debe decidir a quién le ponen un respirador; una persona muere sedada y completamente sola, porque su familia no la puede acompañar por el riesgo al contagio, y otra llora a un familiar o amigo. A veces la espesura de la aflicción se hace insoportable.

Tania

Cartas del coronavirus_Barcelona

22.04 – Debo asimilar que esto va para largo y que tendré que adaptarme

Por Tania Pleitez Vela | Me escapo por esa letra mayúscula, que se ha vuelto, también, mi punto de fuga. Así, me hago amiga de una lagartija que visita mi balcón todas las mañanas.

Cartas del coronavirus_Barcelona

04.04 – Ser “inmunoconsciente”

Por Tania Pleitez Vela | ¿qué pasaría si esxs ciudadanxs inmunes son consideradxs como fuerza de trabajo segura, sana, fuerte, productiva y, precisamente por eso, son convertidxs en servidores de los privilegiadxs?

Cartas del coronavirus_Barcelona

03.04 – Qué peligrosas estas palabras

Por Tania Pleitez Vela | Se afirma que, quizá, en el futuro se exija un justificante de inmunidad: una tarjeta de identidad o algún tipo de verificación digital a través del teléfono que demuestre que la persona ya se ha recuperado o que es asintomática.

Cartas del coronavirus_Barcelona

02.04 – He instado a mis estudiantes a salvaguardar su memoria individual

Por Tania Pleitez Vela | Ayer la universidad nos anunció que se suspenden las clases presenciales durante todo el semestre. De ahora en adelante, solo tendremos clases virtuales. He optado por bajar la carga docente y darles espacio para sobrellevar esas realidades y reflexionar sobre el tiempo que les ha tocado atestiguar.

Cartas del coronavirus_Barcelona

30.03 – Gran lección de empatía y solidaridad

Por Tania Pleitez Vela | En Barcelona, los migrantes manteros muestran su solidaridad confeccionando trajes médicos para los hospitales y han creado un banco de alimentos para apoyar a sus compañeros.

Cartas del coronavirus_Barcelona

28.03 – Me preocupa una crisis política, además de la crisis humanitaria

Por Tania Pleitez Vela | ¿Cómo lograr el punto medio en un país precarizado y marcado por la polarización desde hace mucho tiempo? y, al mismo tiempo, realizar una gestión gubernamental que le dé oxígeno a los espacios democráticos y fomente un clima de solidaridad e información transparente.

Cartas del coronavirus_Barcelona

26.03 – Para mí, los abuelos, los ancianos, son lo más sagrado que puede haber

Por Tania Pleitez Vela | Una de mis alumnas más queridas me contó que el abuelo de uno de sus amigos se suicidó: se cortó la yugular. Al parecer, el señor, de unos 80 y pico de años, ya no pudo más.

Cartas del coronavirus_Barcelona

25.03 – En un solo día, los contagios aumentaron en un 20%

Por Tania Pleitez Vela | Una de mis alumnas más queridas me contó que el abuelo de uno de sus amigos se suicidó: se cortó la yugular. Al parecer, el señor, de unos 80 y pico de años, ya no pudo más.

24.03 – Escucha a Chavela Vargas, quizá para llorar a gusto

Por Tania Pleitez Vela | Lo suyo es un autoaislamiento radical por haber sufrido recientemente un cáncer de útero y la extirpación de un tumor en uno de sus pulmones.

23.03 – Mi vecina me regaló un ramito de flores

Por Tania Pleitez Vela | No romantizo este encierro, pero sí intento comprender las emociones que recorren cada esquina de mis días, alentadas por este lugar.

Más historias

Share This