25.03 – En un solo día, los contagios aumentaron en un 20%

by Mar 25, 2020Barcelona, Cartas del coronavirus0 comments

Por Tania Pleitez Vela

Una de mis alumnas más queridas me contó que el abuelo de uno de sus amigos se suicidó: se cortó la yugular. Al parecer, el señor, de unos 80 y pico de años, ya no pudo más.

Ilustración: Natalia Franco

Diario de un tiempo distópico

Barcelona, España

Miércoles, 25 de marzo de 2020

Los contagiados en España superan a los de China. Según la radio, en un solo día aumentaron en un 20%. Hay aproximadamente 50,000 contagiados y más de 3,000 muertes (en un solo día murieron más de 500 personas). Y eso que aún no llegamos al pico.

En la radio, Ángels Barceló conversa con Antonio Muñoz Molina. El escritor nos recuerda los recortes que se hicieron al sistema de salud en los últimos años y subraya la importancia de hacerlo más robusto. También se refiere a la necesidad de escuchar a los expertos, de darle prioridad al conocimiento sólido, algo sobre lo que escribió en su columna “El regreso del conocimiento”, publicada hoy en El País. Cito lo siguiente:

“Nos habíamos acostumbrado a vivir en la niebla de la opinión, de la diatriba sobre palabras, del descrédito de lo concreto y comprobable, incluso del abierto desdén hacia el conocimiento. El espacio público y compartido de lo real había desaparecido en un torbellino de burbujas privadas, dentro de las cuales cada uno, con la ayuda de una pantalla de móvil, elaboraba su propia realidad a medida, su propio universo cuyo protagonista y cuyo centro era él mismo, ella misma”.

La radio me acompaña todas las mañanas. La gente suele llamar para compartir cómo vive su confinamiento. También me gusta escuchar las entrevistas a diversos profesionales. Hace unos días se entrevistó a una filósofa, pero no recuerdo su nombre. Sí recuerdo que habló sobre reflexionar y pensar. Se puede pensar en conjunto, dialogar con otros, pero siempre, antes de ese contacto con los demás, cada persona debe darle espacio a su propia reflexión, al diálogo con uno mismo. Asimismo, después de pensar en conjunto, se debe volver a la reflexión propia. Es lo que Hannah Arendt llama ‘solitud’. Esta tertulia me recuerda la estupenda película de Margarethe von Trotta sobre la filósofa alemana. Cuando la vi, me cautivaron esas escenas en las que la directora filma al personaje de Hannah Arendt acostada en un sofá, fumando, pensando, reflexionando. Solitud.

He recibo correos de mis estudiantes. Hace unos días, mi alumna M. me mandó un poema que le había compartido su abuela; también me mandó unos cuentos.

No me puedo ir a dormir sin escribir sobre esto. Hoy hablé más de dos horas y media con L., una de mis alumnas más queridas. Me contó que el abuelo de uno de sus amigos se suicidó: se cortó la yugular. Al parecer, el señor, de unos 80 y pico de años, ya no pudo más. Debe ser terrorífico, saber que te puede llegar el virus en cualquier momento y que, si te llega, es muy probable que te mate. Después de una vida de luchas y sacrificios, perder el derecho a la posibilidad de una muerte más sosegada… Los pacientes graves con Covid-19 mueren solos, sus familias no pueden acompañarlos porque es imperativo que los contagiados estén aislados; además, una vez mueren, sus cuerpos no son entregados a familiares. Quizá, para este abuelo, fue su forma última de decidir sobre su vida, darse muerte entre tanto miedo, incertidumbre, desesperación. Precisamente, cuando hoy fui al supermercado por primera vez desde que me encerré, pude ver cómo un par de ancianos hacía la compra de forma cauta, se arrinconaba si pasaban varias personas con el carrito; percibí el miedo en sus miradas.

Tania

Cartas del coronavirus_Barcelona

22.04 – Debo asimilar que esto va para largo y que tendré que adaptarme

Por Tania Pleitez Vela | Me escapo por esa letra mayúscula, que se ha vuelto, también, mi punto de fuga. Así, me hago amiga de una lagartija que visita mi balcón todas las mañanas.

Cartas del coronavirus_Barcelona

04.04 – Ser “inmunoconsciente”

Por Tania Pleitez Vela | ¿qué pasaría si esxs ciudadanxs inmunes son consideradxs como fuerza de trabajo segura, sana, fuerte, productiva y, precisamente por eso, son convertidxs en servidores de los privilegiadxs?

Cartas del coronavirus_Barcelona

03.04 – Qué peligrosas estas palabras

Por Tania Pleitez Vela | Se afirma que, quizá, en el futuro se exija un justificante de inmunidad: una tarjeta de identidad o algún tipo de verificación digital a través del teléfono que demuestre que la persona ya se ha recuperado o que es asintomática.

Cartas del coronavirus_Barcelona

02.04 – He instado a mis estudiantes a salvaguardar su memoria individual

Por Tania Pleitez Vela | Ayer la universidad nos anunció que se suspenden las clases presenciales durante todo el semestre. De ahora en adelante, solo tendremos clases virtuales. He optado por bajar la carga docente y darles espacio para sobrellevar esas realidades y reflexionar sobre el tiempo que les ha tocado atestiguar.

Cartas del coronavirus_Barcelona

30.03 – Gran lección de empatía y solidaridad

Por Tania Pleitez Vela | En Barcelona, los migrantes manteros muestran su solidaridad confeccionando trajes médicos para los hospitales y han creado un banco de alimentos para apoyar a sus compañeros.

Cartas del coronavirus_Barcelona

28.03 – Me preocupa una crisis política, además de la crisis humanitaria

Por Tania Pleitez Vela | ¿Cómo lograr el punto medio en un país precarizado y marcado por la polarización desde hace mucho tiempo? y, al mismo tiempo, realizar una gestión gubernamental que le dé oxígeno a los espacios democráticos y fomente un clima de solidaridad e información transparente.

Cartas del coronavirus_Barcelona

26.03 – Para mí, los abuelos, los ancianos, son lo más sagrado que puede haber

Por Tania Pleitez Vela | Una de mis alumnas más queridas me contó que el abuelo de uno de sus amigos se suicidó: se cortó la yugular. Al parecer, el señor, de unos 80 y pico de años, ya no pudo más.

Cartas del coronavirus_Barcelona

25.03 – En un solo día, los contagios aumentaron en un 20%

Por Tania Pleitez Vela | Una de mis alumnas más queridas me contó que el abuelo de uno de sus amigos se suicidó: se cortó la yugular. Al parecer, el señor, de unos 80 y pico de años, ya no pudo más.

24.03 – Escucha a Chavela Vargas, quizá para llorar a gusto

Por Tania Pleitez Vela | Lo suyo es un autoaislamiento radical por haber sufrido recientemente un cáncer de útero y la extirpación de un tumor en uno de sus pulmones.

23.03 – Mi vecina me regaló un ramito de flores

Por Tania Pleitez Vela | No romantizo este encierro, pero sí intento comprender las emociones que recorren cada esquina de mis días, alentadas por este lugar.

Más historias

Share This